Embarcándote en tu árbol genealógico

El primer paso para iniciar un árbol genealógico es la recopilación de las memorias de la familia o la llamada tradición oral. Esta puede remontarse hasta los tatarabuelos, con la premisa de: "tu abuelo debió conocer a los abuelos de ella/él" (no todos los casos son así) y es una información muy valiosa debido a que es única, personal y muy cercana al círculo familiar, por lo que puede que se pierda rápidamente, sino se registra en un debido tiempo.


    
Entrevista a mi tía abuela Ligia Satizábal Arango en el año de 2008


El segundo paso sería catalogar, organizar y digitalizar la información. Actualmente existen muchas herramientas online (nube, apps de acceso inmediato y con cualquier dispositivo) para crear líneas de tiempo, esquemas, notas, tablas, bases de datos, diagramas genealógicos, entre otros. Realizando este tipo de cosas ayudará a conservar copias digitales de la información, por lo que reduce la probabilidad de pérdida de esta. 

El tercer paso es verificar la tradición oral por intermedio de fuentes primarias y secundarias. Por intermedio de software de genealogía online, puedes ir encontrando coincidencias, que ayudarán a complementar la información base que creaste. También iniciando con la consecución de los documentos civiles o eclesiásticos de tus ancestros (fuentes primarias) o buscando en libros y ensayos de investigación (fuentes secundarias).

Para encontrar los registros civiles o eclesiásticos es pertinente saber datos como por ejemplo el lugar del acto de la persona y fechas aproximadas del mismo, este inicio muchas veces parte de la tradición oral, y si no se sabe, puede que una búsqueda tome años, ya que tocaría revisar sobre millones de archivos. La actividad de búsqueda de estos documentos depende primero del lugar y la circunstancia del mismo:

1. Acceso inicial. Hay lugares que en los que no hay acceso físico ni digital, en algunas Iglesias no dejan acceder al mismo o sacan excusas como "es que no existe", o "no está catalogado", etc. En todo lugar debe haber centros de documentación de la población tanto civiles como eclesiásticos. Hay que tener en cuenta que los registros civiles de actos se empiezan a realizar desde principios del siglo XX (Colombia) en las respectivas notarias y su acceso es muy restringido por temas de protección de datos personales, en contraste a los del siglo XIX, en su mayoría eclesiásticos que ya deberían ser consultables.


Atto di nascita di mio bisnonno Fortunato Mauro en los registros del anagrafe en Italia.
Fue una fortuna encontrarme con un lugar (Viggiano) y fecha (1887), con acceso online en el portal de Antenati,
ya que no todos los lugares tienen este catálogo online


2. Acceso físico/digital. Algunas iglesias han permitido la digitalización de sus archivos por intermedio de familysearch, por lo que si es así facilitará la consulta. Aquellas que no, se deberá ir al lugar y consultar personalmente en el mismo, si es que en las respectivas curias dejen hacerlo. En algunas zonas por ejemplo Antioquia o el centro de Bogotá por iniciativas personales como las de Ignacio Córdoba Sevillano o el ICANH, se ha logrado transcribir algunos archivos de las Iglesias, además de una gran contribución a la indexación (tabulación) de algunos censos poblacionales (donde enuncian personas y familias). Para emitir un documento de un acto eclesiástico, hay que ir personalmente al lugar e ir con la ruta (indicación dela fecha del acto) y pedirlo en la respectiva curia que queda al lado de la Iglesia donde se realizó el acto, también se puede llamar y contactar a la Iglesia para que realicen el procedimiento. Cuando se va a emitir registros del siglo XX, es mejor que el que pida el documento tenga una relación consanguínea o política cercana, ya que hay veces colocan problema, o preguntan por la razón de la emisión, además de la filiación con la persona.

3. Estado de digitalización. Aunque la digitalización facilita muchísimo la investigación, esto no significa que las búsquedas sean fáciles. En muchos casos hay que revisar cientos de hojas con distintos tipos de caligrafía, además agregarle el estado de estos, o de por ejemplo su falta de catalogación (índices). Si un archivo tiene índices y listas de contenido, disminuye los tiempos de búsqueda en cierta medida (porque hay veces los índices tienen falencias también).

Cuando los datos de los archivos escritos, se digitan en programas de computación, el llamado proceso de indexación, reduce aún más los tiempos de búsqueda, al estar a la orden para su búsqueda por intermedio de términos sobre una plataforma y este debería ser el fin último de los archivos, aunque es una labor gigantísma. Resaltan en este caso los archivos eclesiásticos indexados de Manizales y Cali que están prácticamente en esta última fase. Cali tiene una colección muy interesante de sus notarías primera y segunda digitalizada, pero no indexada.


Memorias de Roberto Arango Santa, el original en poder de Letty Bocanegra Arango.
Se digitalizó (scan) y poseo sus copias digitales


Hacer un esfuerzo documental de realizar el árbol hasta mediados del siglo XIX, puede dar frutos, ya que empiezas a encontrarte con las investigaciones genealógicas que se centran desde ese siglo hacia arriba, que puedes conectar con tu árbol. En el caso de las fuentes secundarias también depende mucho del lugar, ya que hay zonas que puede existir mucha investigación y otras, poco. En Colombia hay lugares como el centro y sur oriente de Antioquia que tiene mucha literatura en el tema, u otras como el Cauca y Popayán (más que todo el siglo XVIII hacia atrás) en las obras de Miguel Wenceslao Quintero, agregando que posiblemente hagas un match con las Genealogías de Santafé de Bogotá (si eres un rolo raso), que aunque grandes, no se comparan con la cantidad poblacional de la capital.

Importante es, recolectar la mayor cantidad de información posible familiar y si buscas un apoyo de algún genealogista, tener muy completo el árbol hasta a mediados del siglo XIX, además de no esperar que hagan "magia", ya que todo depende de lo completo que estén los datos de la tradición oral familiar, la investigación documental previa de la persona interesada (emisión de algunos documentos civiles y eclesiásticos) y los lugares en relación de la genealogía. Zonas sin registros accesibles, sin recursos de consulta, sin investigaciones hechas, hace que sea muy difícil o imposible la construcción de la historia familiar.

Para los interesados en informes de genealogía con vínculo sefardí, teniendo como fin la nacionalidad española/portuguesa, se requerirá hacer un informe de genealogía, que puede contener entre 12 a 20 generaciones (líneas que llegan al siglo XVI), que se tendrán que justificar con distintas fuentes. Los informes de apellidos o informes motivados (distintos a los informes de genealogía) no tienen ninguna validez como estudio para los procesos de nacionalidad. Apellidos como tal no se tratan, toca hacer un análisis detallado de líneas y caminos genealógicos.


Por: Di. Mtr. Edgar Andrés Sarmiento García
Miembro Academia Colombiana de Genealogía
http://eawo.design/

Comentarios

  1. Excelente artículo. Nos motiva a indagar para construir nuestro árbol Genealógico.

    ResponderEliminar
  2. Interesante. Me gustaría aprender un poco más, para averiguar mis ancestros.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Encuentro muy interrsante el artículo. Muchas gracias. Estoy precisamente en ese proceso con mi familia paterna del municipio de Chaparral. Los archivos eclesiasticos están digitalizados y he podido crear mi arbol de hasta 50 apellidos.
    Ahora quisiera encontrar un genealogista del tolima que me pueda conectar con antepasados de 1600, 1500 pues la info eclesiastica está disponoble desde 1725.
    Tengo entendido que en el departamento del Tolima (como Huila y Boyacá) hay muy poca información genealógica. Podrías recomendarme algún genealogista que haya trabajado líneas del Tolima?.
    Muchas gracias.
    Carolina.
    Carolacevedo2001@yahoo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, soy del tolima y tambien con familia de chaparral y san antonio mira mi correo alexquerubin@outlook.com

      Eliminar
  4. Muchas gracias por compartir tus conocimientos. Es una excelente guía.

    ResponderEliminar
  5. buenas tardes vengo de los Cardenas Cardenas de la costa colombiana para hacer mas exacto del departamento de corodaba llegue hasta mis tatara abuuelos pero estoy buscando mas informacion para probar mi origen sefardies si hay un genealosgista que me pueda ayudar que sea de la costa se lo agradeceria todos mis descendiente viene de un pueblo llamada santa rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podes mandar tu caso. En la parte de la izquierda manda tu solicitud donde dice: "Contacto y solicitudes de genealogía". Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Echeverri o Echeverry?. Orígenes de la familia

Re-creación gráfica de personas por intermedio de inteligencia artificial

Desiré Angée, francés en Colombia

Fundación del Líbano, Tolima

Ciertos núcleos familiares antioqueños descendientes de líneas sefardíes de 1er nivel

Entre el honor y la vergüenza

Apellido Mauro - Mauri

Los arrieros Antioqueños Parte 2. Hacia la fundación del Líbano

Familia Berrío y Jimenez de Quesada